Entonces, como ahora, como en todo tiempo, buceando en lo profundo, los seres humanos, somos idénticos a todos los de nuestra especie.  Razas, lenguas, colores, culturas, nacionalidades, religiones, todas las distinciones no llegan a diferenciarnos.  Al entrar en la zona de los sentimientos, más o menos profundamente, en todos los jóvenes duermen los mismos sueños, deseos, esperanzas, rebeldías, exigencias, ambiciones, utopías. En nuestra infraestructura humana hay un denominador común que nos iguala. Las circunstancias externas solo influyen en zonas superficiales.

 

Los jóvenes de todos los tiempos comparten las mismas derivaciones, tanto a lo grande y heroico como a lo fácil y mezquino. A María Teresa el medio de un país en guerra civil y postguerra le ofreció  ambas posibilidades de forma descarnada y violenta. Ella supo elegir.

 

María Teresa hizo lo que quiso, de acuerdo con sus criterios, fue libre para hacer lo que pudo, lo que le permitieron sus circunstancias. Mantuvo sus prioridades  con firme voluntad, aún en contra de sus padres,  de sus mejores amigas y de los jóvenes de su entorno. A pesar de las críticas e incomprensiones de muchos.  

 

Por eso su vida es un mensaje joven que llama hoy a la juventud del s. XXI. Con el testimonio de su propia vida MTGJ está diciendo a los jóvenes de hoy:

  1. Se fiel a ti mismo, no te dejes manipular

  2. Ten criterios claros y convicciones fuertes

  3. Traza tu ideal y no escatimes esfuerzos para conseguirlo

  4. No pienses en ti mismo, eres parte de un cuerpo inmenso que te necesita.

  5. Todo es posible para quien tiene fe y confía en el poder de la Resurrección de Jesucristo.

SU MENSAJE

JOVEN

Venerable MARÍA TERESA GONZÁLEZ JUSTO

Congregación de Hermanas de Ntra. Sra. de la Consolación. Causa de Beatificación y Canonización de la Venerable María Teresa González Justo

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now